martes, 22 de abril de 2014

Saza

Sabiendo que en este pueblo hay auténtica devoción por Faulkner... ¿no podría haber plagiado a otro?